Bacrim,dinero y sangre en Cenabastos

Jhon Jairo Jácome Ramírez, Vladimir Solano Gómez | 22 de diciembre de 2012

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla


Image15 de diciembre.


Algo huele mal en la central de abastos de Cúcuta. Lo saben las autoridades, los comerciantes, los compradores y la ciudad entera.

Los asesinatos durante 2012, sumados a una disputa visceral por el control de las extorsiones en este sector comercial, han llevado a las autoridades a reforzar su presencia con la creación de un cuadrante y la instalación de una oficina del Gaula que, sin embargo, sigue sin recibir las denuncias que se esperarían de una zona que es duramente golpeada por el cobro de vacunas extorsivas.

Para el comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), coronel Álvaro Pico Malaver, “la extorsión es, sin duda, el delito que más golpea a la central de abastos”.

Sin embargo, para el oficial es claro que mientras las personas que allí laboran sigan pagando la cuota extorsiva, que muchos ven como algo normal, no se va a poder erradicar a los grupos que se disputan el control de este lugar.

Luego de la captura de Carlos José Guerrero Martínez, ‘Barranquilla’, de 37 años, y quien era el comandante de la banda criminal Los Urabeños en Cenabastos, empezó una disputa por el control de la zona y del millonario negocio de las extorsiones.

En medio de esa guerra, varios han tratado de alzarse como comandantes, pero poco tiempo después han caído delatados por sus compañeros, capturados por las autoridades o asesinados por ajustes de cuentas entre integrantes de las bandas criminales.

El último cabecilla del que se tuvo noticia fue Carlos Antonio Corredor Sánchez, ‘Carro Loco’, capturado junto a Edwin Enrique Fuentes Vásquez, ‘Edwin’, señalados de extorsionar a nombre de Los Rastrojos.

‘Carro Loco’ y ‘Edwin’ fueron detenidos durante un allanamiento en la calle 38 con avenida 25, barrio Belén. En el lugar, las autoridades encontraron una granada de fragmentación y una bolsa que contenía varios gramos de cocaína.

Después de la captura de ‘Carro Loco’, las autoridades han tenido información de que al lugar ha llegado ‘El Ñero’, quien pretende, como los que le han precedido, hacerse al control de las extorsiones.

“El debilitamiento de las grandes estructuras criminales que allí delinquían y se disputaban el poder ha hecho que surjan pequeñas bandas integradas por exrastrojos y exurabeños que, conociendo cómo funciona el negocio de las extorsiones, buscan a toda costa quedarse con él sembrando el terror con asesinatos e intentos de homicidio”, manifestó el coronel Pico.

Sumado a esto se tiene  que en la mayoría de los delitos en la central de abastos existe participación activa de menores de edad que son motivados por el dinero fácil y las ansias de poder.

El caso más representativo es el de un menor de 16 años, venezolano, que fue individualizado el pasado 1 de noviembre porque era utilizado por las bandas delincuenciales que operan en el lugar.

En ese momento se le condujo desde uno de los galpones, porque estaba junto a personas a las que se les encontró dinero producto de extorsiones a comerciantes que allí trabajan.

Cinco días después, el 6 de noviembre, se le volvió a detener minutos después de asesinar a Deison Francisco Flórez Páez, 19 años, bracero que fue perseguido por el menor en cuestión, junto a 3 menores más, y rematado en plena vía pública de la central de abastos. Eran las 6:20 de la mañana.

Luego de dar muerte a Deison Francisco, el menor se enfrentó a la Policía hasta que se quedó sin balas y fue detenido junto a sus acompañantes.  Según los vídeos de Cenabastos, que hacen parte de la investigación, fue este menor el que persiguió a Deison hasta darle muerte.

Luego del hecho fue puesto a disposición de la autoridad competente. Sin embargo, el 27 de noviembre se fugó, junto a otros menores más, del Centro Especializado para Adolescentes ‘Crecer en Familia’.

Después de fugarse y por las investigaciones que se han adelantado, volvió al sector de Cenabastos y se reintegró a uno de los grupos que delinquen en la zona.

La próxima vez que se volvió a saber de él fue el sábado 15 de diciembre, cuando en el galpón C de la central de abastos fue asesinado el comerciante de plátano Henry Contreras Prado, 32 años, sobreviviente de otro ataque en abril pasado.

Por ese homicidio fue capturado un hombre de 44 años, apodado Chufarro y quien, según le manifestó a las autoridades, trabajaba como bracero en Cenabastos.

A Chufarro se le encontró una pistola Pietro Beretta calibre 3.80 milímetros, con silenciador y un proveedor con 7 cartuchos. Según las investigaciones, el menor de 16 años podría ser el responsable de este homicidio y quien habría dado la pistola a Chufarro para que la escondiera.

Cuatro días después, el miércoles 19 de diciembre, este menor volvió a ser capturado en la central de abastos, junto a otro hombre mayor de edad, por porte ilegal de armas.

Todo parece indicar que se disponía a cometer un nuevo asesinato en este sector.

Ese mismo día fue dejado a disposición de las autoridades competentes quienes, contra todo pronóstico, lo dejaron en libertad.

Sin embargo, la libertad le duró pocos minutos, pues inmediatamente después le fue notificada la orden de conducción que existía en su contra por el homicidio de Deison Francisco Flórez Páez y por haberse fugado el 27 de noviembre del lugar donde permanecía bajo vigilancia especial.

Esta participación activa de menores en los delitos que se cometen en Cenabastos ha prendido aún más las alarmas de las autoridades que siguen empeñados en lograr que sean los mismos comerciantes los que denuncien y señalen a los que a diario les hacen exigencias económicas por dejarlos trabajar allí.

“Estamos en un momento clave para la denuncia ciudadana. Al no existir cabecillas visibles ni estructuras organizadas, podemos atacar directamente a los que, sin ningún tipo de estructura ni armamento, se empeñan en extorsionar a los comerciantes de este sector”, finalizó diciendo el comandante de la Mecuc.

¿Un nuevo grupo?


En algunos barrios de la ciudadela Juan Atalaya, especialmente Chapinero, María Paz y El Rosal, han aparecido en los últimos días unos grafitis en los que un grupo que se hace llamar EPN (Ejército Paramilitar de Norte de Santander) le declara la guerra a los rastrojos, los urabeños y los adictos a las drogas.

Si bien no se ha podido establecer un vínculo directo entre este grupo y lo que ha sucedido recientemente en Cenabastos, algunas hipótesis señalan que bajo esta nueva franquicia criminal es que se estarían realizando extorsiones en la central de abastos.


¿Qué pasó en la central de abastos en 2012?


Estas son las fechas en que se cometieron homicidios y hubo capturas de extorsionistas en la Central de Abastos (Cenabastos) de Cúcuta. También se incluyen muertes de personas que tenían relaciones comerciales en la reconocida plaza de mercado, pero que fueron asesinadas en otros lugares de la ciudad.

Sábado 14 de abril


El joven Anderson Fabián Chacón Arias, 20 años, fue asesinado de varios tiros en la cabeza al interior del galpón de frutas del mercado la Nueva Sexta. El crimen se registró a las 7:30 de la mañana.

Martes 8 de mayo


Desconocidos mataron a Rafael Ángel Sereno Rivera, 26 años, frente a una tienda en la urbanización Metrópolis, ubicada cerca de Cenabastos, por el Anillo Vial.  Sus parientes aseguraron que se dedicaba a comprar verduras en la Central de Abastos para revender en Ureña (Venezuela).

Viernes 11 de mayo


Pedro Elías Castillo, 21 años, fue baleado en el galpón C entre las puertas 8 y 9. Murió mientras era atendido en el Hospital Universitario Erasmo Meoz. Dos hombres a pie le dispararon varias veces a la cabeza y escaparon por un matorral.

Martes 22 de mayo


El Gaula aprehendió a dos hombres, 29 y 45 años, señalados de extorsionar a comerciantes y empresarios. La información para lograr sus capturas fue conocida por la denuncia de un ciudadano a la línea 165.

Miércoles 6 de junio


La Policía reportó la captura de un trío de extorsionistas del que hacían parte dos mujeres y un hombre. Las investigaciones apuntan a que exigían dinero a los comerciantes semanalmente, a cambio de dejarlos trabajar y no atentar contra su integridad y la de su familia.

Miércoles 27 de junio


Un menor de 13 años intentó matar con un arma de fuego al comerciante de verduras Néstor Uriel Cañas Pabón, de 38 años, quien recibió un tiro en el pómulo. El herido fue llevado a un centro médico de la ciudad, donde logró recuperarse.

Sábado 14 de julio


El cucuteño Édgar Alfonso Acevedo Duque, 43 años, fue baleado en la calle 9 entre avenidas 4 y 5 del barrio Nuevo Escobal y murió en una clínica de Cúcuta. Sus parientes aseguraron que los últimos 30 años se dedicó a la venta de cebolla, ajo y papa en Cenabastos.

Domingo 19 de agosto


John Alberto Cárdenas Orrego, 28 años, conocido como ‘Pata e’ perro’, fue asesinado en la calle 13 BN con avenida 17 del barrio Olga Teresa. Las autoridades judiciales conocieron que trabajaba vendiendo huevos y plátanos, que traía de Chinácota y Saravena a Cenabastos.

Martes 6 de noviembre


Cuatro adolescentes participaron en el asesinato de Deison Francisco Flórez Páez, de 19 años. La víctima corrió desde el galpón C, donde trabajaba descargando plátanos, para huir de sus agresores. Sin embargo, lo mataron. La Policía reportó capturas por el homicidio.

Jueves 6 de diciembre


Junior Alexis Hernández Vasco, 18 años, fue capturado por policías cuando, al parecer, intentó atacar a bala a una pareja que se encontraba en el galpón C. Según testigos, desenfundó un revólver que presentó fallas y no se accionó.

Lunes 3 de diciembre


Elkin Fabián Granoblis, 15 años, fue asesinado a bala en el galpón F por un hombre de contextura delgada, estatura media y quien vestía una chaqueta amarilla con el número 10 estampado en la espalda. Eran las 4:55 de la mañana.

Domingo 9 de diciembre


Carlos Antonio Corredor Sánchez, ‘Carro Loco’, y Edwin Enrique Fuentes Vásquez, ‘Edwin’, fueron capturados por policías señalados de extorsionar a nombre del grupo delincuencial de Los Rastrojos.

Sábado 15 de diciembre


Un hombre asesinó a Henry Contreras Prado de cuatro balazos. El comerciante se encontraba en una de las principales puertas de acceso al galpón C, donde vendía plátano. El baleado fue llevado por policías a un centro médico, pero murió minutos más tarde por la gravedad de las heridas.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

< Anterior   Siguiente >