Norte de Santander ya cuenta con 6 centros de convivencia ciudadana

Lucy Araque | 18 de diciembre de 2012

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

La ministra de Justicia, Ruth Stella Correa Palacio, inauguró ayer el Centro de Convivencia Ciudadana de Villa del Rosario, el sexto que se construye en el departamento. En el acto estuvieron presentes, entre otros, el alcalde del municipio histórico, Carlos Julio Socha; el senador Juan Fernando Cristo, coronel Javier Francisco Mora, comandante operativo del área metropolitana; y el gobernador Edgar Díaz Contreras.

Pese a las decenas de casos de intolerancia que aún engrosan la estadística violenta en Norte de Santander, seis municipios del departamento le han apostado ya a los Centros de Convivencia Ciudadana impulsados por el Ministerio de Justicia, a fin de canalizar la solución de conflictos por la vía del diálogo.

El último proyecto de este tipo fue inaugurado ayer, en Villa del Rosario, con la presencia de la titular de la cartera de Justicia, Ruth Stella Correa Palacio, quien destacó el interés de la región por invertir en estos escenarios comunitarios con los que se busca agilizar la respuesta institucional frente a las problemáticas cotidianas de los ciudadanos.

Los otros centros están ubicados en los municipios de Ocaña, Tibú, Convención, Ábrego y en Cúcuta (ciudadela Juan Atalaya).

La obra de Villa del Rosario, que fue gestionada en la pasada administración, tuvo un valor de $1.500 millones, aportados en su mayoría por el Ministerio de Justicia y un porcentaje por la Gobernación de Norte de Santander.

En adelante, el Centro de Convivencia congregará la Inspección de Policía del municipio histórico, la Personería, la Comisaría de Familia, el Instituto Municipal de Deporte y Recreación, el Instituto Municipal de Cultura y Turismo, la Oficina Asesora Jurídica, la Oficina de Medio Ambiente (Umata), la Policía Comunitaria, un consultorio sicológico, un consultorio de trabajo social, la oficina de desarrollo comunitario, Familias en Acción, un consultorio de conciliación en equidad y la oficina de la gestora social.

Con el ánimo de vincular a los niños y jóvenes al Centro y promover en ellos la cultura, la casa fue dotada con una biblioteca virtual y otra física, así como de una ludoteca y un auditorio para conferencias y actos académicos.

El compromiso de la actual administración y las que vienen es disponer anualmente de los recursos para su funcionamiento y garantizar que los objetivos del programa nacional de los Centros de Convivencia se cumplan como han sido previstos.

“Los centros de conciliación, sirven porque a través de ellos la comunidad puede canalizar las dificultades que tienen; aprende a optimizar mecanismos alternativos de solución de conflictos; aprende a dirimir controversias y se buscan vías para que el arreglo se privilegie sobre el litigio. Por eso hay que mantenerlos activos”, insistió la ministra Correa.

En total, a la fecha, el Ministerio de Justicia ha abierto un total de 22 Centros de Convivencia Ciudadana en todo el país.

ALCALDE SOLICITA TRES CENTROS MÁS PARA CÚCUTA

Durante la visita de la ministra de Justicia a Cúcuta, en la que también hizo un recorrido por la Casa de Justicia del barrio La Libertad para conocer sus avances, el alcalde Donamaris Ramírez Lobo aprovechó para solicitarle su respaldo en la construcción de tres centros de convivencia más para la ciudad.

El objetivo del mandatario local es que, adicional a la Casa de Justicia de La Libertad y el Centro de Convivencia Ciudadana, que funciona en el barrio Comuneros (Atalaya), en los próximos años las comunidades del barrio Aeropuerto, otros sectores de Atalaya y el occidente de Cúcuta, puedan contar con un espacio similar dónde dirimir sus conflictos.

“Si creáramos estos centros podríamos dividir las actividades de justicia y convivencia para que todas las entidades que existen acá como Fiscalía, Bienestar Familiar, las comisarías de familia y las inspecciones, estén realmente congregadas escuchando los clamores de la comunidad”, explicó Ramírez Lobo.

¿PARA QUÉ SIRVEN ESTOS ESPACIOS?


-Contribuyen al desarrollo de programas deportivos y culturales para el mejoramiento de la convivencia en zonas afectadas por la violencia.

-Permite la atención directa a la comunidad.

-Une a la comunidad y al Estado, generando confianza y construyendo identidad nacional.

-Fomenta la construcción de ciudadanía y fortalece el tejido social.

-Genera información fundamental para el diseño de políticas públicas en materia de convivencia, participación ciudadana, medio ambiente y derechos humanos.

-Previene las diferentes formas de violencia relacionada con la familia y la comunidad.

-Promueve y desarrolla programas en defensa de los derechos humanos, participación ciudadana, convivencia, medio ambiente, cultura ciudadana y violencia intrafamiliar.

-Fortalece las estrategias del Gobierno Nacional encaminadas a la consolidación del Estado Social de Derecho.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

< Anterior   Siguiente >